LL_Icon

Lifelong Catechesis

Forming Catholic identity across generations
September 20, 2019
Close
Close
Close

Ordinary Time

For a large part of the liturgical year, we devote ourselves to listening to the mystery of Christ in all its aspects unfolded as we seek God's truth and understanding.

Lecturas Dominicales e información adicional acerca de las lecturas

25º domingo en tiempo ordinario

Primera Lectura : Amós 8:4-7

No pisoteen a los necesitados.

  • El profeta Amós predicó durante la época en que Israel había olvidado los modos de hacer justicia y mostrar misericordia que estaban en el centro de la alianza.
  • En el tiempo cuando él predicaba, la división entre la clase del comerciante adinerado y la clase del pobre rural había aumentado y los comerciantes vendían productos de baja calidad y, en lenguaje figurado, esclavizaban al pobre por el precio de un par de sandalias.
  • Amós proclamaba que, debido a que el rico había rechazado al pobre, Dios enjuiciaría y destruiría la Tierra.

Segunda Lectura : 1 Timoteo 2:1-8

Recen por todos, especialmente por los que están en posición de autoridad.

  • El pasaje de 1 Timoteo es el comienzo de una larga exhortación de las “responsabilidades del hogar” para toda la iglesia.
  • La lectura de hoy hizo un llamado a los fieles de Dios a rezar por todos los necesitados, cristianos y no cristianos, y también por aquéllos en posición de autoridad para que sean buenos líderes.
  • Levantar las manos abiertas es un gesto de oración usado por los judíos y los cristianos.

Evangelio : Lucas 16:1-13

Nadie puede servir a dos patrones.

  • El pasaje del Evangelio de hoy está dirigido a los discípulos de Jesús. Su meta es dar un mensaje positivo.
  • Los terratenientes del tiempo de Jesús tenían agentes (administradores) que actuaban en su nombre. Era común para un administrador prestar dinero al deudor a una tasa de interés alta y recibir una comisión. En la parábola, el administrador renuncia a su comisión cuando los deudores escriben de nuevo el préstamo. Debido a que el administrador halló una astuta solución a su problema, el propietario lo alaba.
  • Todas las parábolas nos dicen algo sobre el reino. En esta parábola, Jesús les pide a sus seguidores que, en su búsqueda del reino, sean tan astutos como lo fue este administrador al tratar de resolver su situación en este mundo.